# leyendo
Miradas de África

Discurso y prácticas de Occidente en torno a África

Siguiendo la línea de mi post anterior, sobre estereotipos y desconocimiento sobre la realidad africana, la historia nos demuestra que todos aquellos discursos que adoptamos, van generando un imaginario colectivo, que desembocará como consecuencia, en unas prácticas concretas y no siempre adecuadas. Es el caso de cómo los africanos han sido vistos por la sociedad occidental a lo largo de nuestra historia. Y como aspectos que inicialmente no tenían consecuencias, más tarde darían lugar a estas prácticas muy negativas como el esclavismo, colonización, etc.

Algunos antiguos pasajes cristianos, serán interpretados siglos después dando pistas sobre la procedencia y la idea de la esclavitud en África: la maldición de Dios a Cham, hijo de Noe, que consistía en que que su propio hijo sería más tarde esclavo. Además, el cristianismo también irá afianzando el negro como símbolo de los aspectos más negativos (un ejemplo es el demonio), lo que va gestando ese discurso.

Durante el siglo XVIII en la época de La Razón, se rescata este mismo relato bíblico de Cham (considerado erróneamente padre de los esclavos y por lo tanto padre de los africanos) para justificar la esclavitud. A pesar de que ésta existe desde la antigüedad, eran entendidos más como personas y no tanto como cosas, aunque más tarde esta percepción cambia, y serán tratados como objetos de comercio. Durante esta época el discurso ensalzaba la razón de los europeos frente a la arbitrariedad de los africanos (por ejemplo las guerras de tribus no razonables- discurso muy similar a la actualidad). Se empieza a aplicar el discurso de las etapas de crecimiento de la persona (infancia y madurez) para comparar las sociedades, basándose en la idea de progreso. Así, mientras la sociedad occidental era racional y madura, las africanas eran salvajes e infantiles.

Uno de los problemas en esta lógica es que tanto en aquel momento, como hoy en día, tenemos una línea de desarrollo y colocamos a las diferentes sociedades en ella. Es decir, un solo patrón válido de desarrollo donde hay unas sociedades que van más avanzadas (casualmente las nuestras) que otras en esa misma línea. Una universalización de la forma de pensamiento, que tendrá como consecuencia el colonialismo.

Mariví Ordóñez del Pino, plantea un esquema que muestra como los dicursos occidentales dan lugar a unas prácticas. La misma historia nos lo muestra con hechos:

 

DISCURSO

PRÁCTICA

Esclavo Trata de esclavos
Racismo Colonialismo
Desarrollo Tutela
Miedo Políticas de inmigración, injerencias

En la actualidad los discursos del desarrollo y del miedo en África, pueden dar como resultado prácticas que poco favorecen a las sociedades africanas. Estos estereotipos influyen totalmente en el imaginario de gran parte de la población occidental dando lugar a las situaciones de discriminación y de ideas racistas que vivimos en la actualidad, así como imposiciones sobre el modelo de organización social y político de las sociedades que consideramos “el otro”, y donde aún no me hemos dejado atrás discursos del pasado (no civilizado, dependencia, incapaz, salvaje, indefenso…..).

Algunos ejemplos bastante actuales:

“África es un continente con graves problemas políticos, étnicos, económicos y sociales, en algunos casos de tal envergadura que parecen tener muy difícil solución. La mayor parte de los países del África subsahariana son países empobrecidos, devastados por la guerra civil, la corrupción y los desastres, ya sean naturales o producidos por el hombre. Los frecuentes enfrentamientos entre grupos rivales siguen provocando numerosos muertos (…) La ONU está destinando importantes fondos de ayuda al desarrollo, tratando de concentrarlos en la educación y la salud para que África pueda romper el terrible círculo vicioso de incultura, violencia, hambre y represión (…).”

Libro de texto de 2° de ESO- Año 2000

“La descolonización fue prematura y los nacionalismos creados fueron algo semejante a colocar una bomba cargada en las manos de un niño. Fue un disparate entregar la política y la economía a unas organizaciones tribales existentes como única estructura real. El resultado es el natural en casos semejantes: dictadores de bajo nivel político, corrupción escandalosa, destrucción de infraestruturas, ruina económica y genocidios brutales con luchas tribales (…) Es necesario una tutoría para esos pueblo y dirigentes con mentalidad infantil”

Artículo publicado en un periódico en 1998.

Y más ejemplos gráficos de los discursos de la época de la trata de esclavos y de la época colonial que servían para afianzar estas prácticas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

# mis vídeos


# fotografía

A %d blogueros les gusta esto: