# leyendo
Miradas de África

De la Civilización al Desarrollo: las recetas de Occidente para África

Los tiempos cambian, pero los discursos muchas veces permanecen, con diferentes matices, pero con los mismos fundamentos.

Los misioneros que fueron a África en los siglos XVIII y XIX lo tenían claro: su misión era la de civilizar a los “pobres salvajes africanos” para lograr, no una sociedad tan civilizada como la europea (porque esa igualdad sería imposible), pero al menos, salvarles de su propio salvajismo. Esta idea era la base del pensamiento liberal de la época. Y este fue el escenario de la Conferencia de Berlín de 1885, que supuso el pistoletazo de salida para el reparto del continente. La idea era perfecta: hacer el bien (“civilizar a los salvajes”) y a la vez conquistar territorio y extraer los recursos y las riquezas del continente, todo ello envuelto de una justificación filantrópica de la colonización (Rist, 2002).

Pero, ¿por qué triunfó esta lógica? Una pista puede ser la idea de que el progreso se desplazaba a través de la línea de la historia occidental, donde las sociedades ocupaban diferentes niveles, siendo las occidentales las más aventajadas y civilizadas. Evidentemente, bajo el prisma occidental de progreso, Occidente llevaba la batuta y África quedaba atrás.

Y gracias a los inventos tecnológicos y a sus ansias imperialistas, los europeos colonizaron África, creando los dos niveles de sociedad, de los que habla el escritor ugandés Mahmoud Mamdam: los ciudadanos/as y los súbditos/as.

El escenario estaba ya preparado para la función occidental: economía extrovertida, especialización de la agricultura africana, monocultivos, reinvención de la tradición donde se reconstruye las identidades étnicas (y las jerarquías antes inexistentes), las infraestructuras pensadas para beneficiar a los colonos, asimilación cultural, gobiernos indirectos, etc.

Mismos fundamentos, diferentes matices

Ya en las Independencias, las élites africanas, que serán los nuevos gobernantes de los países independizados (recordemos que la colonización persiste hasta los años noventa) querrán romper con las anteriores autoridades tradicionales, por considerarlas como elementos de la época colonial. A su vez proponen conservar las fronteras coloniales, crear un Estado-Nación a la europea, tal y como habían aprendido durante sus estancias y estudios en las metrópolis e interiorizar las nuevas ideas del “Desarrollo”, impuestas ideológicamente, por Occidente y su sistema económico.

Occidente ya tiene una nueva misión para los africanos: desarrollar el continente. Y este es el nuevo panorama:

 S. XVIII- XIX                                                       S. XX-XXI

  • Sociedades civilizadas             VS             Sociedades desarrolladas
  • Sociedades semi-civilizadas   VS             Sociedades en vías de desarrollo
  • Sociedades Salvajes                VS              Sociedades subdesarrolladas

Se crean estas dos dicotomías: desarrollo y subdesarrollo, y se entiende este último como un estadio generado por un estado carencia y no por sus circunstancias históricas -e ineludibles por cierto-. En ningún momento se cuestionaba por qué los pobres son cada vez más pobres y los ricos más ricos. Lo que antes era una oposición colonos/colonizados, que podía justificar las luchas de liberación nacional, ahora ya son los “desarrollados” y “subdesarrollados” que eran de la misma familia, pero en otro estadio, como si uno fuese la fórmula inacabada del otro (Rist, 2002).

¡Cuántas nuevas misiones han ido derivando de esta nueva teoría! Formar a los africanos (ya no es dar pescado sino enseñar a pescar), reestructurar la economía (abrir fronteras arancelarias, fomentar las inversiones, exportar, etc), llevar educación y sanidad a la occidental -bajo el supuesto de los avances de Occidente y asegurando la continuidad de la asimilación.

A su vez los problemas que fue teniendo el Estado africano como neopatrimonialismo, estados “fallidos”, etc. (sin meternos en el origen de esas situaciones) fueron aprovechados por las organizaciones internacionales para imponer esas políticas económicas que tanto gustan a Occidente y tan poco favorecen a África. Los Planes de Ajuste Estructural (PAE’s) del FMI y el BM durante los años ochenta, fueron la excusa perfecta para apretar las tuercas en África en pro de una economía capitalista, además en plena política de bloques y además, siempre salir favorecidos. Por supuesto, el resultado ha sido nefasto y 30 años después aún se ve.

Rist (2002) se pregunta: ¿Cómo no rendirse a la idea de que pudiera existir un método capaz de eliminar la pobreza que aparece por doquier? ¿Cómo atreverse a pensar que el remedio pudiera agravar el mal que se pretende combatir?

La situación africana no es endógena, de sus sociedades, si no en gran parte exógena, del sistema internacional. Basta con echar un vistazo en el balance a lo largo de estos últimos siglos para ver que las recetas occidentales no sólo no han favorecido, sino que han perjudicado a África, que ha sido obligada a modificar sus relaciones con la sociedad y la naturaleza para poder ser partícipe de un nuevo mundo prometido. La historia reciente social, política y económica habla por sí sola.

Y la crisis actual, es una muestra de que este sistema no funciona, de la sobre-deificación del mercado que en su día sufrió especialmente África, y que hoy vuelve a ser portada de los periódicos occidentales.

Entrada y reflexión a partir de la sesión de Itziar Ruíz- Giménez en el Cuso de África en el Horizonte.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

# mis vídeos


# fotografía

A %d blogueros les gusta esto: