# leyendo
Artes plásticas y visuales, Artes visuales, Wiriko

Reshma Chhiba nos adentra en la vagina a través de ‘The two talking Yonis’

[message_box type=”note” icon=”yes” close=”Close”]Significado de Yoni en sánscrito: útero’, ‘vagina’, ‘vulva’ o ‘vientre’. [/message_box]

Reshma Shhiba

La que fue la cárcel de mujeres de Johannesburgo en la época del apartheid, acogió el pasado mes de agosto, una exposición que nos lleva al interior de la vagina. Doce metros de recorrido, en un camino de algodón y terciopelo rojo, que ha adentrado a su público a la feminidad en estado puro. Esta instalación formaba parte de la exposición “The two talking Yonis”, en la que Reshma Chhiba continúa trabajando la cuestión de “la energía femenina y de la creación de identidades alternativas para las mujeres dentro de los sistemas patriarcales actuales”, en propias palabras de la artista. El espacio y la ambientación no podían ser más apropiados. Un lugar donde las mujeres han sido reprimidas y los gritos y carcajadas que proceden del interior de la vagina en la instalación, forman un binomio que “se rebela contra ese espacio…se burla de ese espacio, riéndose de él”.

Diosa Kali de la mitología hindú

Diosa Kali de la mitología hindú

Reshma ShibaDurban es la ciudad con más población india del mundo, después de la India, por lo que no es de extrañar que la influencia cultural de este gigante asiático esté presente en la producción cultural sudafricana. En este caso, la fuente de inspiración de la artista a lo largo de su obra ha sido la diosa hindú Kali (en sánscrito “mujer negra”), una de las diosas principales del hinduismo y patrona de Calcuta (India). Esta diosa para Chhiba, es una de las más poderosas representantes de la energía femenina de la mitología, ya que representa la creación y la destrucción a la vez, así como la desenfrenada naturaleza de la feminidad. La artista vuelve a utilizar elementos simbólicos que representan la energía de la diosa como la lengua, la vagina o la vulva.

Recuperando el significado que tiene para la artista la diosa Kali, la artista crea “The two talking Yonis” que reflejaba, como su nombre indica, un diálogo constante que ha tenido lugar este último año entre la artista y la comisaria Nontobeko Ntombela, acerca de su obsesión por Kali como forma de desafío femenino y sobre su forma de representar esa energía femenina a lo largo de su obra. El resultado se pudo ver a través de una exposición en la galería de arte Kalashnikov y Constitution Hill (la antigua cárcel de mujeres), ambas en Johannesburgo.

Instalación de la exposición "The two talking Yonis" de Reshma Chhiba

Instalación de la exposición “The two talking Yonis” de Reshma Chhiba

La exposición, compuesta por más obras, se ha centrado principalmente en esta gran instalación donde el Yoni se configura como el eje central, espacio de crítica, de batalla, de protesta, de burla y de feminidad. Un total desafío a los sistemas patriarcales y tabús que existen hoy en día en torno al cuerpo femenino, sobre todo en países como Sudáfrica, con una sociedad fuertemente patriarcal donde la violencia hacia las mujeres está muy arraigada, como muestran los índices de violencia doméstica y los casos de violación.

Algunas de las visitantes expresaban estos tabús:

“Es la parte más privada de mi cuerpo. Crecí en las zonas rurales donde se nos enseña a no mostrar nuestro cuerpo, incluso los muslos y mucho menos la vagina”

“Creo que es pornográfico. Creo que han llegado demasiado lejos”

Como bien dice la propia artista “Normalmente no oyes a los hombres hablar de sus partes privadas y sentir asco o vergüenza, como les pasa a las mujeres”.

Instalación "Linga-Yani" 2009

Instalación “Linga-Yani” 2009

Por ello, la representación del Yoni a tal escala, supone la reafirmación de la feminidad a nivel global y es una sacralización del cuerpo de la mujer, que ha estado también presente en las obras de arte a lo largo de de la humanidad en símbolos tallados en piedra, pinturas rupestres, figuras en arcilla, etc. , a pesar de la intención de las sociedades patriarcales a silenciarlo.

Mediante esta creación y representación del Yoni, Chhiba inicia un discurso dialógico entre “tradición y modernidad, mitología y realidad, femenino y masculino, negro e indio, artista y comisario, que son algunas de las principales preocupaciones que aborda esta exposición”. A la vez extrae lo privado al ámbito público y logra generar discusión en torno a las cuestiones de la sexualidad, identidad y reivindicación del cuerpo de la mujer.

 

Ver en You Tube

 

[hr]

Fuentes:

Art Daily

Bag Factory 

Breitbart

The Independent

Voices of Africa 

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

# mis vídeos


# fotografía

A %d blogueros les gusta esto: